"La inspección y vigilancia de la educación, como función de estado, se ejerce para verificar que la prestación del servicio educativo se cumpla dentro del ordenamiento constitucional, legal y reglamentario. Tiene como fin velar por su calidad, por la observancia de sus fines, el desarrollo adecuado de los procesos pedagógicos y asegurar a los educandos las condiciones necesarias para su acceso y permanencia en el sistema educativo (Constitución Política de Colombia, Artículos 67, 189 y 211)"
 
En cumplimiento de lo anterior, para este año 2018,  los expertos de la Secretaría de Educación Municipal realizaron las visitas de inspección y seguimiento los días 15 de abril y 5 de septiembre respectivamente, con el propósito de verificar el cumplimiento de las normas relacionadas con la calidad de la educación que el colegio imparte. 
 
El informe final fue el siguiente: " Felicitamos a los equipos directivo y docente del colegio Santa María del Rosario por su alto compromiso con el mejoramiento continuo para ofrecer un servicio educativo humanizante y con calidad. Los invitamos a continuar implementando los procesos diseñados y aprobados en el Proyecto Educativo Institucional, a fin de continuar entregando a la sociedad personas íntegras, que contribuyan a su transformación. Se evidencia conocimiento y dominio de la normatividad legal vigente y, en general, de las orientaciones planteadas por el Ministerio de Educación Nacional para proponer e implementar un Sistema Institucional de Evaluación, que permita valorar los desempeños de los estudiantes, de tal manera que puedan alcanzar las competencias necesarias para desenvolverse en el mundo actual."

Principios educativos

Los principios educativos de la Congregación de Dominicas de Santa Catalina de Sena se inspiran en la visión cristiana de los fundadores, Fray Saturnino Gutiérrez o.p. y Madre Gabriela de San Martín, quienes determinaron los aspectos más importantes del Carisma Congregacional para la concreción de su misión educativa.

Los principios que fundamentan la propuesta Rosarista son:

  • La educación exige cultivar las potencialidades del ser humano y de su entorno, a partir de la inteligencia, la voluntad y la acción, como elementos básicos del dinamismo del hombre.
     
  • La educación asume un hombre en concreto, con posibilidades diversas de realización.  Cada persona posee su propia originalidad y por ello se realiza en la conquista de su autonomía y libertad.  Hay gradación en las aptitudes de cada hombre y sus procesos llevan ritmos diferentes.
     
  • La educación conlleva al descubrimiento de la Verdad, lo cual exige el saber, el saber ser y el saber hacer.  El saber cobre sentido si se encarna, se hace vida y se orienta a la solución de las necesidades del hombre.
  •  

 

  • La educación debe favorecer el desarrollo de los valores humano cristianos, para que el hombre sea agente transformador de su medio, anuncie explícitamente el Evangelio y realice la plenitud en Cristo.
     
  • La educación acompaña a la persona para que construya en sociedad la historia.  Cada sociedad a través de sus diversas estructuras  influye en mayor o menor grado en la construcción de la identidad cultural del hombre.
     
  • La persona en su dimensión relacional realiza la participación en solidaridad, gratuidad y comunión.
     
  • La educación capacita para el trabajo y lo dignifica como medio de realización personal; esto significa organizar, optimizar y canalizar los componentes operacionales de la realidad para el bien común y para mejorar la calidad de vida.

.

Estos principios determinan las características propias de la educación en el colegio:

  • HUMANIZANTE

Encuentra en la persona humana el centro y el fin de su acción educativa.

  • PERSONALIZANTE

Asume la singularidad de la persona, respetando y promoviendo su propio proceso de desarrollo.

  • INTEGRAL
     
  • PROYECTIVA

 

Desde la conciencia se aporta a la construcción de la interdisciplina del saber y desde allí a la integralidad de lo humano.

Capacita para dar respuestas concretas y creativas a los retos del presente y del futuro.

  • EVANGELIZADORA

Toma a Jesucristo Resucitado como eje de transformación y liberación integral del hombre.

  • LIBERADORA

En cuanto procura el desarrollo de la autonomía, la conciencia de que cada quien es agente de su propio proceso de formación y responsable de la construcción crítica de un mundo cultural, que promueve los valores de la nacionalidad.

  • SOCIALIZADORA

Proporciona los elementos necesarios para la comunión y participación de las personas en la construcción de la civilización del amor y asume el conflicto como elemento de crecimiento.

  • DIVERSIFICADA

Desde el trabajo como expresión de realización personal y servicio social, responde a las necesidades y expectativas del individuo y de la sociedad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Todos los derechos reservados / Colegio Santa María del Rosario / 2013